Saltar al contenido

Semana 5 – Primeros caprichos y peleas con el tiempo

abril 2, 2019

El lunes a medio dia, estabamos trabajando y vino una amiga mía, la chica que me llevó la vez pasada a merendar a las 16h y nos dijo que si queriamos ir a cenar con ella, a lo que contestamos que si.

caminar

Continuamos toda la tarde trabajando tranquilamente y cuando eran lasa 19h escuchamos que el ordenador de ella nos dijo con voz de siri, “chicos es hora de cenar” 😂😂😂 y nos molo tanto que sin decir nada fuimos recogiendo todo y nos fuimos con ella a cenar.

La invitación a cenar más molona!!

Nos llevó a un sitio popular y pidió la comida por nosotros, porque ella dice que quiere enseñarnos comida de aquí, era un plato enorme que trae sopa, espaguetis, ramas, raices y trozos de carne, pollo o pescado.

Estaba súper caliente y además picaba un poco aunque ella decía que lo había pedido sin picante, madre mía, la manera de comer picante aquí es flipante, nosotros somos unos cobardes que solo con probar nos queda ardiendo la boca hasta el otro dia 😂😂😂

En fin estaba bueno y comimos lo que pudimos, nos explicó que aqui en Vietnam se levantan a las 5 de la mañana, comen a las 12 de medio dia y cenan a las 7 de la tarde, por eso habían días que, cuando ibamos a comer, teniamos que comer lo que nos decian porque era lo que había y a la hora de cenar nos pasaba que a veces no nos atendian.

También nos explicó otra cosa que nos causaba mucha curiosidad y es que en el día las motos estan aparcadas en la acera y estorbando por todos sitios, pero de noche nos habiamos dado cuenta de que nadie deja su moto fuera, pero los materiales de trabajo si.

Paseando por la bahía en Da Nang

La noche que fuimos al hospital general, pasamos por el lado de un chiringuito que estaba cerrado, pero curiosamente toda la mercancía estaba fuera, cubierta sólo con una tela de mosquitera, vamos que facilmente cualquiera podría coger algún producto, (leche en polvo, botellas de agua, galletas…)

pasear

Lo que Mae nos dijo es que, los materiales de trabajo o cosas así nadie las roba, pero que las motos si tienen más probabilidades de ser robadas, es raro, pero es así.

Luego también nos contó que aquí son muy apasionadas por la salsa (baile) y que podría ponerme a enseñar a bailar jejejejje, pero no chicas, no tengo ese nivel.

Cada tarde cuando salimos de trabajar en recepción hay un futbolín Carlos y yo nos lo pasamos pipa jugando, a veces le doy palizas yo y otras veces él a mi, pero lo más gracioso es que el vigilante del coworking del turno de la noche siempre se nos queda esperando en la recepción para jugar con Carlos, madre mía las palizas que le da, aunque he de decir que Carlos le ha ganado un par de veces.

Carlos: 😑😑😑😑😑😑

noche

Da Nang, la ciudad de las luces

El miércoles decidimos salir más temprano de lo habitual y nos fuimos a dan un paseo por la bahía, hacia el lado contrario de donde vamos siempre, vimos el puerto pesquero (barcos grandes y canoas) vimos un monton de cangrejos, también como el paseo es muy ancho vimos a unos jovenes jugando al fúltbol, a lo lejos hay un puente muy grande que pensabamos que podriamos cruzar pero no, se ve que solo era para coches.

La ciudad de noche es preciosa esta llená de luces navideñas, que no se si estran todo el añ, o si será por algún motivo en especial.

El viernes decidimos tomarnos la tarde de relax, y nos fuimos para un spa, nos hicimos masajes y a mi me hicieron las uñas, yo moría de amor porque habia un perro cachorrito bastante tierno y achuchable, luego fuimos a cenar a un sitio donde hay comida extranjera y además nos encanta porque todo esta muy bueno y nos atienden super bien.

Momento de consentirnos

El sábado fuimos a cenar a un sitio guay y después fuimos a tomar el postre en una cafeteria super encantadora, eran preciosos los postres a parte de deliciosos.

El domingo teníamos planeado ir a la playa para disfrutar un poco más de este paraíso, pero miramos el pronóstico del tiempo (porque estos días ha estado haciendo mal tiempo y queriamos) y decía que iba a llover todo el día.

Efectivamente el domingo llovió y casi ni pudimos salir de la habitación a comer, se ve que es primavera por aquí y que cualquier cosa puede pasar respecto al tiempo jejejejje.

Summary
Review Date
Reviewed Item
Semana 5 - Primeros caprichos y peleas con el tiempo
Author Rating
51star1star1star1star1star
Optimized with PageSpeed Ninja